Logotipo del DOT

DEPARTAMENTO DE TRANSPORTE
DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA
OFICINA DE EJECUCIÓN DE NORMAS Y DE ASUNTOS JUDICIALES RELATIVOS A LA AVIACIÓN
WASHINGTON, DC


12 de octubre de 2001

No discriminación al desempeñar funciones de inspección
y control de seguridad en el transporte

Esta declaración de política del DOT fue enviada por correo electrónico a las principales compañías aéreas y asociaciones aeronáuticas de los Estados Unidos el día 17 de octubre de 2001. El Departamento considera que estas directrices pueden resultar útiles para los pilotos, auxiliares de vuelo y otro personal que tenga trato con los usuarios y desempeñe funciones relacionadas con la protección o seguridad.

Este es un recordatorio a los empleados del Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés) y a aquéllos que desempeñan funciones de inspección y ejecución de normas en el transporte con el apoyo financiero del DOT acerca de la política del DOT de larga data que prohíbe la discriminación ilegal de las personas en razón de su raza, color, religión, origen étnico o país de origen. A raíz de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, han surgido preocupaciones sobre la intimidación y el hostigamiento hacia las personas que son, o que se perciben, de ascendencia árabe, del Medio Oriente o surasiáticos y/o musulmanes. Las leyes federales sobre derechos civiles prohíben la discriminación en razón de la raza, el color, el país de origen, la religión, el sexo o la ascendencia de una persona. El DOT aprecia el profesionalismo y la dedicación de sus inspectores de seguridad e investigadores encargados del cumplimiento de la ley y reconoce los enormes desafíos a los que nos enfrentamos al proteger la seguridad del sistema de transporte de nuestro país. Sin embargo, es importante volver a hacer hincapié en que, al desempeñar nuestras importantes funciones, no debemos basarnos en estereotipos generalizados o en actitudes o creencias sobre la propensión de los miembros de un grupo racial, étnico, religioso o nacional a participar en actividades ilícitas. Proteger los derechos constitucionales y civiles de nuestros ciudadanos/partes interesadas sigue siendo una de nuestras principales prioridades. Esta política no tiene por objeto prohibir conductas que se consideran legales en virtud de las leyes de los Estados Unidos, tales como tener en cuenta la ciudadanía al llevar a cabo funciones relacionadas con la seguridad en los puertos, el control de las fronteras y las misiones de interdicción, y la captura y detención de traficantes de drogas ilegales. De manera coherente con la política del DOT, se incluyen a continuación varios aspectos que ustedes deberán tener en cuenta al desempeñar sus importantes funciones:

Esperamos que esta información les resulte útil. Si tienen dudas acerca de lo que constituye una conducta inapropiada, o si desean hacer consultas, pónganse en contacto con la Oficina de Derechos Civiles del Departamento o las oficinas de derechos civiles de las administraciones operativas. Los números de teléfono de las sedes de las oficinas de derechos civiles del DOT se incluyen a continuación.


Secretaría de Transporte
Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos
Administración de Aviación Federal
Administración Federal de Autopistas
Administración Federal de Ferrocarriles
Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras
Administración Federal de Tránsito
Saint Lawrence Seaway Development Corporation
Administración Marítima
Administración de Investigación y Programas Especiales
Oficina de Estadísticas del Departamento de Transporte
Administración Federal de Seguridad del Transporte Automotor
(202) 366-4648
(202) 267-1562
(202) 267-3254
(202) 366-0693
(202) 493-6010
(202) 366-0972
(202) 366-4018
(315) 764-3209
(202) 366-5065
(202) 366-9638
(202) 366-1270
(202) 366-2994

 Emitida por la Oficina del Asesor Jurídico del Departamento de Transporte de los Estados Unidos.

Esta declaración de política tiene por objeto aclarar la forma de llevar a cabo las funciones de inspección y seguridad en el transporte y no crea derechos o beneficios a favor de persona alguna en contra de los Estados Unidos, sus oficinas, organismos, funcionarios, empleados o ninguna otra persona.