Imagen del DOT

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA
DEPARTAMENTO DE TRANSPORTE
   SECRETARÍA DE TRANSPORTE
WASHINGTON, DC


Prohibición de prácticas engañosas
en la venta de pasajes aéreos
a los usuarios de Internet

Esta nota es un recordatorio dirigido a todas las compañías aéreas, agencias de viajes y otros vendedores de transporte aéreo que utilizan Internet para vender pasajes aéreos al público a fin de garantizar que no se induce a engaño al público sobre las tarifas que se ofrecen, y señalar un problema concreto con lo que se conoce como “recargos por combustible” y que ha llegado a nuestro conocimiento en relación con la oferta de pasajes en Internet.

En los últimos años, hemos difundido varios avisos a la industria en los que abordamos diversos temas en relación con los anuncios publicitarios de pasajes. En una de estas cartas, fechada el 18 de marzo de 1996, se señalaba el uso creciente de Internet en la venta de transporte aéreo y trataba en concreto el hecho de que, de igual modo que en la venta de pasajes aéreos por medios impresos, los vendedores de pasajes aéreos que utilizan Internet deben cumplir los reglamentos y precedentes de ejecución del Departamento en relación con los sitios de Internet. Esto incluye no sólo el cumplimiento de la norma del Departamento sobre anuncios publicitarios de precios completos (14 CFR 399.84), sino también las normas y los precedentes de casos de ejecución en otras áreas relativas a prácticas engañosas, como la divulgación de las relaciones de código compartido y de restricciones importantes de compra y viaje. Pueden leer esa carta, así como otras cartas a la industria sobre anuncios publicitarios de precios, en el sitio en Internet de la Oficina del Asesor Jurídico del Departamento, en http://www.dot.gov/ost/ogc/ .

Pese a dicha advertencia, hemos descubierto un grave problema con los anuncios publicitarios de precios en los sitios de Internet de varias compañías aéreas importantes y grandes agencias de viajes de Internet. Con arreglo al 14 CFR 399.84, en los anuncios publicitarios de pasajes de los transportistas aéreos o de sus agentes ha de constar el precio completo que se cobra al pasajero. La intención de la norma es garantizar que el público recibe información suficiente sobre tarifas en la que basar sus decisiones de compra de viajes a compañías aéreas. La no indicación del precio completo en los anuncios publicitarios, además de infringir la norma, constituye una práctica comercial desleal y engañosa y un método de competencia desleal que vulnera el 49 U.S.C. 41712.

El Departamento ha proporcionado directrices para la interpretación de la norma y, mediante varias órdenes judiciales sobre ejecución emitidas previo acuerdo de las partes, ha reconocido ciertas excepciones al criterio de publicitar el “precio completo”. Con arreglo a estos precedentes de casos de ejecución, el Departamento ha permitido que los impuestos y tasas que recaudan los transportistas aéreos y otros vendedores de transporte aéreo, como la tasa de infraestructura aeroportuaria y los impuestos de salida, se indiquen aparte en los anuncios sobre pasajes siempre y cuando las tasas sean impuestas por un organismo oficial, no tengan naturaleza ad valorem, se recauden por pasajero y su existencia y su importe se indiquen con claridad en el anuncio de forma que el consumidor pueda determinar el precio total que va a abonar.

En varios sitios de Internet que hemos examinado, la divulgación de precios difiere en función del tipo de búsqueda que realiza el consumidor. Para búsquedas en las que el consumidor especifica una fecha de viaje en el formulario de búsqueda, hemos visto que los sitios hacen las revelaciones que exige el artículo 399.84. Sin embargo, en las búsquedas en las que el consumidor no indica ninguna preferencia de fecha de viaje, sino que selecciona una búsqueda flexible, hemos visto tarifas expuestas con revelaciones que no son adecuadas. Más en concreto, este último tipo de búsqueda presenta como resultado unas tarifas en las que lo que se conoce como “recargo por combustible” se menciona 1) en una pantalla aparte, bajo el título “más normas”, o 2) al pie de la página, como nota al pie, junto con otros gastos aplicables. La nota al pie sólo indica que podría aplicarse un recargo por combustible, y el consumidor no puede saber si se aplica realmente a una compra concreta hasta que no va a la página de reservas. Dado que estos “recargos por combustible” no son tasas gubernamentales impuestas a cada pasajero, su exclusión de la tarifa que se anuncia y su exhibición por separado (aun cuando se indique su importe) no están incluidas en las excepciones a la norma sobre publicidad de precio completo reconocidas en los casos precedentes de ejecución del Departamento. La presentación por separado de estos “recargos por combustible” (o recargos similares impuestos por el transportista) y su no inclusión en la tarifa básica que se presenta al público es engañosa y vulnera lo previsto en 14 CFR 399.84. Este tipo de presentación en otros medios ha supuesto en ocasiones anteriores la imposición de medidas de ejecución.

Las compañías aéreas, agencias de viajes y otros vendedores de transporte aéreo, para cumplir la norma sobre publicidad de tarifas del Departamento, han de asegurarse de que cualquier precio de pasaje que se muestre en su sitio incluye todos los componentes que exige la norma sobre precio completo del Departamento. En la tarifa indicada no deben incluirse recargos y tasas no oficiales, como los recargos por combustible y tasas de servicio, así como impuestos específicos sobre el consumo ad valorem. Otros gastos que, en virtud de los precedentes de casos del Departamento, podrían excluirse legítimamente de la tarifa base, como la tasa de infraestructura aeroportuaria, los impuestos por salida internacional recaudados por un transportista o su agente, y otros impuestos o tasas por persona impuestos por un organismo oficial, podrían indicarse en un sitio de Internet con un enlace destacado, situado cerca de la tarifa especificada, que lleve al lector al pie de la pantalla o a una pantalla diferente donde se muestren la naturaleza y el importe de estas tasas.

Como hemos señalado, conocemos varios sitios que incumplen los requisitos del Departamento sobre publicidad de tarifas. Ya hemos adoptado medidas o vamos a adoptarlas, incluidas medidas de ejecución en caso necesario, para garantizar que los consumidores no son inducidos a error y que todos los sitios de Internet cumplen los requisitos de la norma sobre publicidad de tarifas del Departamento. Instamos a todas las compañías aéreas, agencias de viajes y otros vendedores de transporte aéreo a que garanticen que sus sitios de Internet cumplen los requisitos de las normas sobre publicidad y los precedentes de casos de ejecución del Departamento. También advertimos a las compañías aéreas de que podrían ser consideradas responsables de los actos de sus agentes legítimos, especialmente cuando la creación por el transportista de lo que se conoce como “recargos” propicie que sus agentes cometan infracciones y los transportistas no hayan adoptado las medidas oportunas para poner fin a dichas prácticas.

Si tienen dudas en relación con este aviso o la aplicabilidad de las normas sobre publicidad de tarifas del Departamento, diríjanse a la Oficina de Ejecución de Normas y de Asuntos Judiciales Relativos a la Aviación.

Gracias por su cooperación en este tema tan importante.

Firmado:

Samuel Podberesky
Subasesor Jurídico de la Oficina de
Ejecución de Normas y Asuntos Judiciales Relativos a la Aviación

Fecha: 18 de enero de 2001

(SELLO)

Se dispone de una versión electrónica de este documento en Internet, en
http://dms.dot.gov/reports