Página principal de la División de Protección de los Pasajeros Aéreos

Programas para viajeros frecuentes

Los programas para viajeros frecuentes le permiten obtener ciertos beneficios para viajar en función del número de millas (en ocasiones, del número de viajes) que haya acumulado volando con una determinada compañía aérea. Los premios suelen incluir pasajes gratuitos, o el cambio gratuito a una clase superior, de clase turista a primera clase. Algunas compañías aéreas ofrecen también programas exclusivos (“elite”) que dan prioridad en el mostrador de registro y en el embarque, y tarjetas de crédito especiales que otorgan millas cada vez que las utiliza para hacer una compra.

Para beneficiarse de estas ventajas deberá hacerse miembro del programa de dicha compañía aérea; normalmente puede hacerlo a través de una agencia de viajes. No existe ninguna limitación en cuanto al número de programas a los que puede anotarse. Antes de decidir a cuál o cuáles de ellos va a anotarse, compárelos atentamente: no le conviene acumular una gran cantidad de millas en un plan para averiguar después que hay otro programa que responde mejor a sus necesidades. Al tomar su decisión, deberá tener en cuenta:

Cada programa de cada compañía aérea se rige por ciertas condiciones y limitaciones. Deberá leer atentamente el material publicitario y la “letra pequeña” que le entregará la compañía aérea cuando se haga miembro. Además, preste atención a los avisos que reciba por correo una vez que se inscriba en el programa; a veces describen cambios en éste.

He aquí otras consideraciones importantes que deberá tener en cuenta cuando compare programas para viajeros frecuentes:

Un recordatorio especial: las compañías aéreas suelen limitar la posibilidad de transferir las millas acumuladas. Casi sin excepción, la venta (o tentativa de venta) de puntos o premios viola las disposiciones del programa y podría resultar en la anulación de todas las millas acumuladas o la eliminación de su participación en el programa. Sin embargo, por lo general se permite que los premios sean entregados a terceros como regalos.

Las personas que compran vales también corren un riesgo. Si la compañía aérea sospecha que el portador de un vale o pasaje no es la persona designada para utilizar el documento de viaje, la compañía aérea podrá negarse a aceptarlo e incluso podría confiscarlo. En estos casos, la compañía aérea niega invariablemente cualquier obligación ante el portador del vale o pasaje; el comprador sólo podrá recurrir, en su caso, al vendedor del documento de viaje.

El Departamento de Transporte no regula los programas para viajeros frecuentes de las compañías aéreas, ya que dependen de la política de cada compañía. Si no está satisfecho con la forma en que se administra un programa, con los cambios que pueden producirse o con las condiciones básicas del contrato, debe formular su queja directamente ante la compañía. Si estos esfuerzos informales para resolver el problema no resultan satisfactorios, puede emprender acciones judiciales ante el juzgado civil correspondiente.

Actualizado el 15 de julio de 2002
Presentar una queja del consumidor ante DOT | Seguridad y protección en la aviación | Informe del consumidor sobre viajes aéreos
Consejos y publicaciones para viajeros Normas, directrices y órdenes de cumplimiento | Ceses de servicio / Bancarrota

Office of Aviation Enforcement and Proceedings | U.S. Department of Transportation | 1200 New Jersey Ave, SE | Washington, DC 20590
(Last Updated 09/25/2009)