Página principal de la División de Protección de los Pasajeros Aéreos

Transporte de animales vivos

En los Estados Unidos se transportan al año por vía aérea más de dos millones de mascotas y otros animales vivos. El gobierno federal y los gobiernos de los estados imponen restricciones al transporte de animales vivos. Además, cada compañía aérea establece la política de la propia compañía para el manejo adecuado de los animales que transporta. Como consignador o propietario, usted también tiene la responsabilidad de tomar las precauciones necesarias para garantizar el bienestar del animal que consigna.

El Servicio de Inspección de Salud de Animales y Plantas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos hace cumplir la Ley de Bienestar Animal federal (Animal Welfare Act, AWA). Los siguientes son son algunos de los requisitos más importantes.

Los perros y los gatos deberán tener como mínimo ocho semanas de edad y llevar al menos cinco días destetados.

Las jaulas y otros contenedores de transporte deberán cumplir las normas mínimas sobre tamaño, ventilación, resistencia, higiene y diseño para el manejo sin riesgos. (Las jaulas que proporcionan las compañías aéreas cumplen estos requisitos.)

Los perros y los gatos no deberán ser llevados a la compañía aérea para su embarque más de cuatro horas antes de la salida. (El plazo se amplía a seis horas si las gestiones para el envío se hacen con antelación.)

Si un cachorro de menos de 16 semanas de edad está en tránsito más de 12 horas, deberá tener comida y agua. Los animales de más edad deberán tener comida como mínimo cada 24 horas y agua como mínimo cada 12 horas. Todos los animales consignados, con independencia del tiempo de tránsito previsto, deberán ir acompañados de instrucciones escritas sobre la provisión de agua y comida.

Los animales no podrán ser sometidos a temperaturas inferiores a 45°F (7°C) salvo que vayan acompañados de un certificado firmado por un veterinario que afirme que están aclimatados a temperaturas inferiores.

No se podrán enviar animales con entrega contra reembolso salvo que el consignador garantice el regreso en caso de que los animales sean rechazados en el lugar de destino.

Dado que cada compañía aérea establece su propia política, es importante que hable con la compañía de transporte aéreo que va a usar. No obstante, las siguientes disposiciones las encontrará probablemente en la mayoría de las compañías aéreas.

En general, las aerolíneas exigen certificados de salud de todos los consignadores. Por lo tanto, es buena idea que un veterinario autorizado examine a los animales en los diez días previos al envío y emita un certificado declarando que el animal goza de buena salud.

La mascota podrá ser transportada como equipaje si va acompañada en el mismo vuelo al mismo lugar de destino. Algunas compañías de transporte aéreo tal vez cobren una tasa especial o un recargo por “exceso de equipaje” por este servicio. También es posible enviar las mascotas como carga si no van acompañadas, y muchos departamentos de carga de las compañías aéreas cuentan con especialistas en el traslado de animales. Los animales siempre deberán viajar en bodegas presurizadas. Algunas compañías aéreas incluso permiten que la jaula sea transportada en la cabina como equipaje de mano si cabe bajo el asiento.

Además de cumplir las normas federales y la política de la compañía aérea, hay varias precauciones que el propietario o consignador puede adoptar para garantizar el bienestar del animal.

Antes de viajar, acostumbre a su mascota a permanecer en la jaula en la que va a ser embarcada. Asegúrese de que la puerta cierra bien.

No dé a su mascota alimentos sólidos en las seis horas previas al vuelo, aunque se aconseja una cantidad moderada de agua y un paseo antes y después del vuelo.

No administre un sedante a su mascota sin la aprobación de un veterinario, y asegúrese de darle una dosis de prueba antes del viaje para ver cómo reacciona.

Reserve con anticipación un espacio para su mascota, y pregunte la hora y el lugar de entrega y de recogida.

Intente programar un vuelo directo; evite las conexiones y el tráfico intenso de los días festivos y fines de semana.

Una vez a bordo, trate de informar a un piloto y a un auxiliar de vuelo que hay una mascota en la bodega de carga. Aunque las compañías aéreas cuentan con un sistema para dar esta notificación, no estará de más que usted lo diga.

Para viajes al exterior (incluido Hawai), averigüe si hay requisitos de salud especiales, como una cuarentena.

Escriba su nombre, dirección y número de teléfono en la jaula, y asegúrese de que su mascota lleva una etiqueta de equipaje con los mismos datos. Considere la posibilidad de comprar una etiqueta temporal en la que figure su dirección y número de teléfono en el lugar de destino. Lleve una foto de su mascota, en caso de que se pierda.

Con una planificación cuidadosa, su mascota llegará sin problemas a su lugar de destino.

Las denuncias de maltrato a los animales por parte del personal de una compañía aérea deben dirigirse al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos:

U.S. Department of Agriculture
Animal Care Staff, APHIS-REAC-AC
4700 River Road
Riverdale, MD 20737
301-734-7833

Actualizado el 15 de julio de 2002
Presentar una queja del consumidor ante DOT | Seguridad y protección en la aviación | Informe del consumidor sobre viajes aéreos
Consejos y publicaciones para viajeros Normas, directrices y órdenes de cumplimiento | Ceses de servicio / Bancarrota

Office of Aviation Enforcement and Proceedings | U.S. Department of Transportation | 1200 New Jersey Ave, SE | Washington, DC 20590
(Last Updated 09/25/2009)